VDPVDPVDP

Verband Deutscher Prädikatsweingüter e.V.

 

El V.D.P. es una asociación registrada con las más reputadas explotaciones vinícolas de Alemania como socios, actualmente unos 200, agrupados en secciones regionales de las 13 denominaciones. Cada de estas secciones regionales con sus propias presidencias deciden de forma independiente sobre todos los asuntos que conciernen los socios y sus vinos en su denominación.

La presidencia nacional como cabeza con un presidente y 2 interinos funciona como gremio superior para gestionar y determinar la línea general y representar el V.D.P. hacia fuera. Las decisiones de dimensiones nacionales siempre se toman en asambleas anuales, con propuestas elaboradas por parte de la presidencia nacional en colaboración con todos los presidentes regionales, donde cada socio tiene su vota según normativa para asociaciones registradas (e.V.). Por lo tanto se puede definir su estructura interna una estructura democrática y federal.

Actual presidente nacional es Steffen Christmann, propietario de “A.Christmann” en “Pfalz”.

Por cantidad toda la propiedad de sus socios solo representa un porcentaje muy inferior ( < 5 % ) de la totalidad del cultivo y producción nacional de Alemania, pero casi en totalidad los mejores viñedos de todas las zonas vinícolas. Fundado en el año 1910 por 4 delegaciones de Pfalz, Rheinhessen, Rheingau y Mosel, el objetivo original era producir y distribuir solo “vinos naturales”, o en otras palabras vinos sin ningún ingrediente añadido por parte del productor, sobre todo prohibir la chaptalización. La venta se producía en las primeras décadas solo por subastas, organizadas por los socios de cada región/denominación por falta de otras estructuras eficaces para la distribución de vinos de este nivel. Los precios llegaron a lo más alto conocido en el mundo ya en este momento. Desde el año 1926 el sello de un águila es el símbolo de esta asociación con su filosofía y de los vinos producidos de sus socios.

Después de la segunda guerra mundial, cuando por influencia política los intereses de grandes empresas vinícolas fuera del orbito del V.D.P. dominaban en el proceso de la reformación de la legislativa, se permitía producir y clasificar vinos en Alemania en contra de los principios fundamentales del V.D.P. (ver archivo “clasificación estatal”) Desgraciadamente el V.D.P. no podía aportar sus valores en esta última edición del ley de 1971, cuyas normas provocaron al final de la década de las setentas y el comienzo de las ochentas la mayor crisis de la viticultura alemana del siglo XX respecto a la reputación mundial y la situación económica de muchos productores fuera pero también dentro de V.D.P.

En consecuencia de esta situación el V.D.P. dio órdenes aún más severas para sus socios respecto al rendimiento máximo, la forma de cosecha y seleccionar, las variedades cultivadas para diferenciarse mejor de la masa de vinos ofrecidos en el mercado.

Pero solo con eso no mejoraba la situación de una forma substancial, porque no hubo manera ninguna para explicar debajo de la normativa para las etiquetas, porque estos vinos son de mejor calidad y tienen precios más altos. El tema era poder clasificar sus vinos según parámetros internos, sobre todo diferenciar la calidad superior de los mejores pagos, históricamente documentadas en mapas estatales del siglo XIX, prácticamente 100 % en propiedad de sus socios, e indicar estos valores de alguna forma en las etiquetas.

Hoy por hoy la introducción oficial de una clasificación propia por base de los valores de sus pagos, parecida la de Borgogna, pero que también cumpla todas las normas de la actual legislativa, es el reto principal de esta asociación.